viernes, 16 de abril de 2010

Discurso del Emb. de Cuba Rolando Gómez en ocasión de la Victoria de Playa Girón

Estimados amigos.

Son muy bien conocidos por la humanidad y reconocidos por los propios gobiernos norteamericanos, sus apetitos territoriales sobre Cuba, desde la misma conformación de las 13 Colonias. Hicieron cuanto pudieron por tratar de comprarle Cuba a España y no lo consiguieron, a pesar de haber conseguido comprar otras propiedades entre ellas, la Florida.

Nuestra guerra de independencia fue la más larga y cruenta de la región. Fueron 30 años de duro y desigual combate contra un ejercito español concentrado en nuestra Isla tras el derrumbe colonial en Latinoamérica. Cuando la victoria estaba a punto de materializarse, el Gobierno norteamericano, hizo explotar un barco en un puerto cubano, entró a la guerra nos arrebató la independencia. Implantó entonces a inicios del siglo XX una seudo república mediatizada en Cuba, mediante la cual logró materializar sus anhelos de dominio. Fueron casi seis décadas en que convirtieron nuestro país en su burdel preferido. Dirigían los Gobierno a sus caprichos y antojos, intervenían militarmente cuando querían, dictaban las leyes. Hicieron reinar las drogas, la prostitución, el desempleo, la marginalidad del pueblo, la insalubridad, el analfabetismo, el saqueo de nuestros recursos y nuestras riquezas.

Para mantener ese dominio frente a los reclamos de justicia y de lucha de nuestro pueblo, implantaron una feroz dictadura militar en 1952, tras un cruento golpe de estado, que dejó un saldo de más de 20 mil muertos y desaparecidos.

El pueblo hizo suya la revolución que emprendió Fidel, la apoyó y la hizo vencer. La reacción norteamericana, que no se resignaba a perder su dominio sobre la isla, no se hizo esperar. Emprendieron una hostilidad total contra el nuevo gobierno revolucionario, sabotajes, asesinatos, intentos de atentados contra la dirigencia del país, hasta llegar a armar, equipar y financiar a un contingente de mercenarios, en su mayoría, ligados a la dictadura de Fulgencio Batista, para que establecieran una cabeza de playa en el país, a la cual después el

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada