miércoles, 9 de junio de 2010

MURIÓ MONSEÑOR ROLÓN, NOS DEJA SU EJEMPLO



ENFRENTÓ VALIENTEMENTE A LA DICTADURA STRONISTA

Siendo Jefe de la Iglesia Paraguaya, impuso la máxima sanción religiosa, excomulgó a Sabino Augusto Montanaro, Ministro del Interior de Stroessner, y al General Alcibíades Brítez Borges, Jefe de Policía, responsables directos del atropello al Colegio y al templo de Cristo de Cristo Rey, y del apaleamiento y de los maltratos a niños, jóvenes, mujeres y hombres que allí se habían reunido en solidaridad con los presos políticas y en protesta por la presencia de Nelson Rockefeller, quien visitaba Asunción para respaldar al dictador. Corría el año 1968.

Encabezando la corriente postconciliar de la Iglesia católica, asumió la opción preferencial por los pobres y marginados, y dio pleno respaldo a las ligas agrarias.

En protesta contra el terrorismo de Estado, se negó a continuar asistiendo al Consejo de Estado del cual era miembro nato. Y renunció a las solemnidades religiosas de Navidad y Año Nuevo con la presencia del dictador Stroessner y su camarilla militar y civil.

Uno de los rasgos sobresalientes de Monseñor Rolón fue su espíritu solidario con los presos políticos y con los familiares de éstos.

Visitaba las cárceles, las comisarías y los campos de concentración llevando apoyo moral y aliento a las centenas luchadores democráticos presos, que purgaban en calabozos de castigo por su consagración a los ideales de libertad, justicia e igualdad.

Características relevantes de Monseñor Rolón fueron su sabiduría, su bondad, su compromiso con la causa popular.

Expresamos nuestro sentimiento de pesar por la irreparable pérdida e invitamos a acompañar sus restos mortales hasta su última morada.

Su límpida trayectoria y su ejemplo perdurarán por siempre en la mente y el corazón de los luchadores e idealistas paraguayos.



Partido Comunista Paraguayo
Asunción, 8 de junio de 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada